viernes, agosto 10, 2018

Verano




Fresco, limpio, cítrico... Son algunos de los términos que no pertenecian a mi vocabulario en los comienzos de mi andadura en el mundo de la perfumería. Siempre me he considerado una chica chypre y oriental, con cierta atracción para los perfumes pesados, fuertes y con bastante carácter. Pero quién dice que los cítricos o los frescos no tiene carácter? He reinterado en muchas ocasiones que este tipo de fragancias no son lo mío, pero curiosamente, rebuscando en la caja de memorias y emociones (como cariñosamente llamo al cajón donde guardo mis fragancias), el otro día me encontré con más cítricos y frescos de lo que me imaginaba... entoces, los cítricos son lo mío o no? Pues supongo que sí, sino no no tuviera tantos, cada uno aportando algo diferente al los demas.

Azahar de Adolfo Dominguez. Neroli, flor de naranjo y petit grano se unen y combinan en perfecta armonia para conseguir un floral potente, enriquecido por el olor de la rayadura de la piel de una naranja jugosa y respaldado por maderas. Una oda al sur de España, en la epoca de los naranjos en flor.

Ninfeo Mio de Annick Goutal. Una fragancia seca, donde el verdor de la hoja de higo está sostenido por el amargor de la naranja y del gálbano. La mezcla de maderas con el mastic le dan cierto carácter masculino en el secado, mientras que el musk (no está listado entre las notas) le añade un toque algo sucio. Aunque su fragancia me fascina, sobre mi piel se transforma en algo que no debería... Adoro rociarlo sobre la ropa en cambio.

Lemon de Mary Greenwell. Cítrico aromático con un fuerte carácter retro que no aburrirá jamás. Es un perfume fresco, jugoso y amargo, que no deja de brillar en ningún momento, especialmente en los días muy calurosos de verano.

Cedrat Enivrant de Atelier Cologne. Qué más puedo añadir sobre esta increíble fragrancia? Una mezcla natural y auténtica de cítricos cuyo efecto refrescante es potenciado por el verdor de la menta y la aromática albahaca. Cedrat Enivrant es caracterizado por una efervescencia que simplemente contagia alegria.

Barry Lyndon de Maria Candida Gentile es una composición aromática caracterizada por un cierto amargor con toques subtiles alcanforadosenriquecida con suaves acordes de ante que se funde delicatemente en una vainilla cuyo dulzor es compensado con la sequedad del vetiver.

Whip de Le Galion es el claro examplo de un chipre clásico y atemporal. Toques aromáticos de lavanda y una bergamota amarga y seca se combinan perfectamente para unificar la fragancia, mientras el vetiver y el musgo de roble le dan un fuerte carácter masculino. No da miedo llevarlo puesto, todo lo contrario... Denota valentia.

SacroMonte de Ricardo Ramos Perfumes de Autor. Sinónimo del verano Mediterráneo. Un higo lechoso con tonalidades ligeramente mentoladas, verdes, frescas y saladas que se funde suavemente en el dulzor de una ciruela suculenta.



A pesar del calor, muchas veces insoportable, mis veranos son frescos, cítricos, limpios y aromáticos... Quién diría esto años atras? Sin lugar a dudas los gustos cambian, nuestro olor madura y la percepcion acerca de ciertos perfumes evoluciona con el paso del tiempo.
Nunca he sido adepta del uso del perfume en funcción del climato o de la estación, cada uno tiene la libertad de elegir lo mejor para si mismo, siempre que sea con respecto y sin agobiar a los demas. Dejar a que el verano huela a perfume...