lunes, marzo 26, 2018

Perfumes con historia


La historia de The Crown Perfumery Co. es de lejos una de las más interesantes y captivantes que he descubierto a lo largo del tiempo, una historia que si no contada pronto caerá en el olvido.
Me enteré de su existencia casualmente hace más o menos tres años cuando en la lista de YouTube me saltó un video (click aquí para acceder al video) sobre un perfume perteneciente a una marca totalmente desconocida para mi por aquel entonces. Se trataba de Tanglewood Bouquet de Crown Perfumery y gracias a la recomendación y a la magnífica descripción de la autora del video decidí buscar, y comprar a ciegas los últimos dos perfumes de Crown Perfumery, Crown Esterhazy y Crown Imperial, que quedaban en una página web (me arriesgué debido a sus bajos precios). Ambos resultaron ser perfumes muy específicos del estilo clásico inglés. El primero, Esterhazy - un perfume creado en 1874 especialmente para la princesa Estherazy y uno de los perfumes más apreciados en aquella epoca por la realeza inglesa, es un cítrico natural, luminoso, efervescente y ligeramente dulce, pero bastante seco y uno de los mejores que he probado en su género. Su olor me recordó a una combinación muy a la inglesa entre Eau d`Hadrien y Nimfeo Mio de Annick Goutal. Crown Imperial, en cambio, gracias a su a la mezcla de cítricos con hierbas aromáticas tenía un aroma señorial y elegante reminiscente del olor de un propio galán inglés. Los dos terminaron en posesión de unas personas que sé que los apreciaron en su justo valor. En ese momento cesó temporalmente mi aventura con Crown Perfumery... Hasta hace muy poco, cuando una amiga bloguera e YouTuber - Dana de Nas de Nas (solo en rumano) me acordó de su existencia y reavivó mi deseo de compartir el maravilloso pasado de esta casa. Empecé a buscar entre mis notas y, despues de encontrar todo lo que tenía apuntado referente a The Crown Perfmery, decidí escribir este artículo dedicado a una las casas más antiguas de perfumes de Europa.

En 1840, un americano llamado William Sparks Thomson abre las puertas de su negocio de corsés en el número 40 The Stand, en Londres. Una de sus clientas es La Reina Victoria y gracias a su apreciacion por el trabajo de Mr. Thomson, le asigna a este, como logo de su negocio, la corona de la Casa Real, considerado uno de los mayores honores.
Su incursión en el mundo de los perfumes es bastante curiosa y es debida a sus corsés, cuyos estrechamientos hacían que muchas de sus clientas sufran desmayos. Gracias a sus estudios de química, William tuvo la idea de crear unos sales con olor de lavanda para vigorizar a las señoras que se dasmayaban. Ese fue el inicio de The Crown Perfumery Co., en 1872.
La casa pronto ganó prestigio gracias a la alta calidad de sus perfumes y a finales del siglo XIX y con un repertorio de 49 fragancias, Crown Perfumery estaba mundialmente conocida. 



Pero, a pesar de su alta reputación, después de la muerte de William y del comienzo de la primera Guerra Mundial, Crown es vendida por 300000£ a los Lever Brothers (hoy en día, Unilever), que deciden implicarse más en la producción de productos destinados para el cuidado del pelo que en los perfumes en si, y eventualmente la compañía cierra en 1939. A comienzos de los 90 Crown es comprado y reavivado y en 1993 abre su primera tienda fisica, relanzado la mayoría de sus antiguas fragancias al mercado. Tristemente, gracias a su alto potencial de negocio, en 1999 es comprado de nuevo por el millonario inglés Clive Christian que decide cerrar todos los boutiques y discontinuar las fragancias de Crown Perfumery y usar la historia de la casa y sus botellas para crear sus propios perfumes.

Es triste, no? Ver como un millonario tiene el poder de destruir una casa con más de 100 años de historia y unos perfumes con mucho pasado y calidad para crear de (y sobre) sus escombros una máquina de dinero fácil. También encuentro curioso que un perfume de Crown se compraba hasta hace tres años por, como mucho, 15 euro y un Clive Christian, con una botella colorada en vez de transparente y un tapón metálico en vez de plástico, se vende por 20, 30 e incluso 50 veces más, usando a lo mejor (para no decir al 100%) las mismas fórmulas.
Esta es la triste historia de una casa que podría haber hecho historia de no haber caído en las manos equivocadas. Aún así y 
con suerte, pueden encontar alguna fragancia de Crown Perfumery online o en alguna tienda antigua a un muy buen precio, como me pasó a mi con este Tanglewood Bouquet. Y merecen la pena porque son perfumes de calidad con historia, no los dejemos caer en el olvido.

lunes, marzo 19, 2018

El undécimo arte


"Las artes son un fenómeno social, un medio de comunicación, una necesidad del ser humano de expresarse y comunicarse mediante formas, colores, sonidos y movimientos; el arte es un producto o acto creativo."
Batteux popularizó el término de bellas artes en el siglo XVIII para referirse a las principales artes, donde incluyó originalmente la danza, la escultura, la música, la pintura y la literatura; añadiendo posteriormente la arquitectura y la elocuencia. Con el paso del tiempo se han añadido o quitado artes, desapareciendo de la lista la elocuencia.
Ricciotto Canudo fue el primero en calificar el cine como el septimo arte en 1911, y publica su teoría en 1914 en su ensayo "Manifiesto de las siete artes".
Los griegos antiguos dividían las artes en artes superiores y artes menores. Las artes que permitían que los objetos fuesen disfrutados por medio de los sentidos superiores - el oído y la vista, se denominaban como superiores (no hace falta entrar en contacto directo con el objeto observado). En cambio, las artes menores se gozan con los sentidos menores como gusto, olfato y tacto, haciendo falta entrar en contacto directo con el objeto: gastronomía, perfumería, artesanía.
Las últimas tendencias incluyen en el octavo lugar a la fotografía, el noveno el cómic y el décimo el videojuego.
Vale, ¿pero dónde está la perfumería en todo esto? Por qué han dejado fuera lo que para muchos apasionados como yo es una forma de arte? Acaso un perfumer no tiene los mismos méritos al crear un perfume que combina de una manera creativa diferentes compuestos, al igual que un pintor juega con los colores para crear una pintura, un escultor una escultura, un músico al combinar las notas musicales en una melodía o un bailarín al inventar un nuevo paso de baile? Un perfume no es solo un líquido perfumado en una botella bonita (aunque no siempre son bonitas), un perfume representa horas de trabajo y fórmulas fallidas,  combinaciones exitosas o no tanto de ingredientes imposibles y mucho ingenio. También son memorias, recuerdos y sentimientos que albergan esos frascos.
Los grandes maestros de la perfumería no solo han hecho historia con sus fragancias, también han marcado multitud de personas dejando para siempre sus huellas inscritas en las memorias ajenas. Hay que agradecer el trabajo de tantos grandes perfumers que a largo del timpo han creado obras indiscutibles de la perfumería.
Chanel N°5 seguramente no sería considerado como el perfume más conocido del mundo si Ernest Beaux no hubiese tenido la brillante idea de mezclar de tal manera los aldehídos como lo hizo en 1920 o a lo mejor Shalimar, considerado probablemente el mejor oriental de todos los tiempos, no hubiese existido sin la accidentada vertida de Jacques Guerlain de una botella de ethylvanilin en otra de Jicky o la idea de Henri Alméras de introducir en 1929, a principios de la gran depresión, Joy - el perfume más caro de la epoca, que contenía 10600 flores de jazmín por cada botella de 30ml.
A estos tres grandes les acompañan otros perfumers de renombre internacional como Edmond Roudnitska reconocido por su colaboración con marcas como Dior, Elisabeth Arden, Hermès, Rochas, pero que destacó al crear por primera vez un perfume dedicado al lirio del valle - Diorissiomo, usando aroma químicos como el hydroxycitronellal, dado que el olor de esta flor no puede ser extraído del aceite esencial. Roudnitska será una gran influencia para otro artista de la perfumería contemporánea - Jean-Claude Ellena, un genio de los hespérides. Destaca especialmente su trabajo para Hermès (despues de colaborar con Bulgari, Frédéric Malle, L'Artisan Parfumeur, Van Cleef&Arpels) desde la serie Un Jardin hasta el magnífico Terre d'Hermès y para su propia marca - The Different Company, que fundó antes de entrar en Hermès, y al encargo de la cual está, hoy en día, su hija Céline Ellena.
Jacques Polge, creador de Rive Gauche para Yves Saint Laurent en 1970, mejor conocido por ser perfumer de Chanel desde 1979 hasta 2015, donde creó perfumes icónicos como Antaeus, Coco, Égoïste, Allure (con sus flankers), Coco Mademoiselle, Chance, Bleu de Chanel, Coromandel, Sycomore y Coco Noir, estos últimos tres creados junto a Christopher Saldrake otra gran nariz, reconocido por su aportación a marcas como Sisheido y Serge Lutens, entre otras.
Otro gran nombre en la industria es Maurice Roucel, creador de muchos perfumes notables, entre cuales destacan: Envy para Gucci (1997), 24 Faubourg para Hermès (1995), Iris Silver Mist para Serge Lutens (1994), Insolece (2005), L'Instant (2004) y L'Instant Magic para Guerlain, Musc Ravageur para Frédéric Malle (2000), Nautica Voyage y L de Lolita Lempicka (2006).
Olivia Giacobetti, que regaló a la perfumería uno de los mejores higos de todos los tiempos - Philosykos (1996) para Diptyque y que también creó unos de los perfumes más emblemáticos de L'Artisan Parfumeur: Tea for Two, Dzing!, Safran Troublant entre otros y para Lubin el conocido Lubin.
Ya famoso a los 26 años por crear Le Male para Jean Paul Gaultier y con muchos premios a su espalda, Francis Kurkdjian decide lanzarse en 2009, después de crear perfumes como Ellie Saab Le Parfum para Ellie Saab o Narciso Rodríguez for her entre otros, a su propia aventura creando, junto a un socio, Maison Francis Kurkdjian, donde contribuye con perfumes como Aqua Universalis (2009), Absolue pour le Soir (2010), Baccarat Rouge 540 (2016), Grand Soir (2016), etc.
Dominique Ropion, Bertrand Douchaufour, Alberto Morillas y muchos jovenes (y no tan jovenes) perfumers que quieren romper las esquemas de la perfumería tradicional, como Cecile Zarokian, Luca Maffei, Andy Tauer, Francesca Bianchi, Rania J., Giovanni Sammarco, Pissara Umavijani, Hans Hendley, Oliver Valverde (y perdonad por todos los grandes nombres que se me olvidan y con certeza se merecen estar en esta lista) que a traves de sus fragancias destrozan los límites conocidos, quitan barreras y crean nuevos horizontes para nosotros, los amantes de estas preciosas esencias y complejas manifestaciones del arte de la perfumería. Subjetivamente muchos de estos perfumes llegar a ser objetos de arte, pero solo unos cuantos grandes obras maestras. Y aunque a la perfumería no se le considere una forma de arte como tal, para mí, como para muchos de vosotros, sí lo es. El undécimo arte.


Algunos de los perfumes que yo, personalmente, considero obras de arte. 

jueves, marzo 08, 2018

Feminidad

Foto prestada de www.olfactif.com

8 de marzo está marcado en el calendario como el día en el cual las mujeres salieron a la calle, en 1909, para luchar por sus derechos y pedir la equidad de hombres y mujeres. El mismo día del mismo mes, pero del 2018, seguimos luchando por lo mismo, aunque más fuertes, más liberadas y más confiadas que nunca. William Golding debe de habernos leído el pensamiento al decir que "las mujeres están locas si pretenden ser iguales a los hombres. Son bastante superiores y siempre lo han sido."
Soy mujer, pero cegada por las reglas escritas y no escritas de la sociedad actual he olvidado lo que el feminismo significa. Vivimos en un mundo casi andrógino, donde no solo vestimos, sentimos y nos comportamos casi igual, hombres y mujeres, si no que en muchos aspectos hemos cambiado los papeles. 
Soy una mujer trabajadora, al igual que otras millones de mujeres en el mundo, y en muchos momentos de mi vida he olvidado, y lo sigo haciendo, ser... femenina. El otro día estaba pensando en cosas que definen mi femineidad, el lado más delicado de mi ser... y no, no es un pinta labios rojo,  una máscara negra de pestañas o un rubor rosado. Estas cosas ya no nos pertenecen solamente a nosotras, las mujeres. La feminidad corre de lo más adentro de nosotras, es un estado espiritual y mental, no un estatus. No es una simple etiqueta, y es más que un sentimiento. 
Fue un perfume el que disparó todos estos pensamientos referentes a los sentimientos reencontrados en mi interior -  un perfume que con certeza he probado alguna vez a lo largo de mi andadura perfumistica, pero que seguro no me ha hablado de la misma manera en la cual lo ha hecho ahora. Musc de Mona di Orio es una explosión de feminidad desde el primer pulso. Simple, elegante, clásico, Musc ha captado toda la feminidad que Mona di Orio ha querido transmitir a traves de su esencia.
Coco Chanel decía que la simplicidad es la clave de la elegancia y le doy toda la razón, a veces complejo puede resultar demasiado, especialmente en cuanto a perfumes se refiere. 


Musc es una composición armoniosa de flores y almizcle limpio, que se abre en una potente explosión de almizcle blanco y heliotropo, eliberando sus facetas más empolvoradas y almendradas en una nube cálida y sensual. Una rosa aterciopelada le da discretos toques de dulzor, pero se apaga pronto para dejar sitio a una delicada base atalcada, seca y ligeramente comestible de haba de tonka que acompaña la piel durante horas en una perfecta sintonía.
Muchos han comentado su aire Guerlainesque, debido a su caracter jabonoso y empolvorado, y lo han hecho con razón... hay algo en Musc reminiscente del clásico L'Heure Bleue y también del moderno L'Instant Magic, ese lado dulce almendrado tan característico de Guerlain.
Adoro las fragancias destinadas a todo el mundo, en general, sin limitaciones o categorización, pero Musc es sumamente delicado, cautivador y femenino. Es una de aquellas fragancias que te ayudan reavivar y reafirmar tu feminidad, en todos sus sentidos.

Feliz día, mujeres! Feliz día, feminidad, en cualquier cuerpo y mente!

Para celebrar por todo lo alto el Día de la Mujer voy a sortear un decant de 10ml de Musc para un único ganador. Para participar tenéis que darle me gusta a mi página Facebook, aquí, y comentar o aquí o en Facebook que representa la feminidad en vuestra opinión. Voy a elegir un ganador al azar el día 17 de marzo. Suerte!