lunes, febrero 26, 2018

La Vainilla - sabor, aroma y un poco más



Hay más de 18000 productos con sabor u olor a vainilla en el mercado actual, lo que hace que la vainilla sea probablemente uno de los ingredientes más usados especialmente en la cocina y en cosmeticos. Pero, con tantos usos y tanta variedad de vainillas, desde la Mexicana hasta la de Bourbon, qué sabemos realmente acerca de la Vainilla?
Su procedencia es una gran desconocida para mucha gente, al igual que su producción.

La Vainilla es una planta trepadora, del tipo orquídea, con cientas de variaciones en el mundo, de las cuales solo dos son usadas en la producción comercial a nivel mundial: Vainilla planifolia originaria de Méjico, pero que en el presente se produce en Méjico y América del Sur, en los Caribes, islas del Océano Índico, Indonesia, y Vainilla tahitiensis.

Flores de vainilla. Imagen prestada de Getty Images.
Mucho antes de que Europa tomase el camino de la vainilla, fue la población de Mesoamerica que disfrutó de la riqueza de esta especie. Se creé que la población Totonaca, la actual Veracruz - Méjico, fue la primera en cultivar la vainilla, pero hay documentos antiguos que demuestran que la vainilla fue usada anteriormente por los pre-colombianos Maya en una bebida hecha a base de cacao y otras especies. Después de la conquista del imperio Totonaca, los Aztecas siguieron usándola en una bebida consumida por la alta nobleza, conocida como chocolatl (tlilxochitl - ¡madre mía, decirlo 10 veces seguidas!).
La conquista Española a los Aztecas en 1519 ha traído consigo la flor de vainilla y el cacao en Europa, y aunque se intentó su cultivo en Francia e Inglaterra esto resultó ser un gran fracaso y no se entendió el porque hasta 1836, cuando el belga Charles Morren explicó que la polinización de la vainilla se realizaba de manera natural por los colibrí o por la abeja Melipona, un insecto que no vive en Europa.
En 1841, en la isla Reunión, un suceso lo iba a cambiar todo... mejor dicho la destreza de un esclavo llamado Edmond Albius. Con la mayor meticulosidad, Edmond consigue efectiva la polinización a mano exponiendo y juntando las partes femeninas con las masculinas de la flor, un método que sigue usado hasta hoy en día y que ha llevado al aumento del cultivo de la vainilla considerablemente.
Después del emparejamiento entre las partes femeninas con las masculinas, las flores se secan para dejar lugar a sus frutos - unas vainas verdes parecidas a las judías verdes. 

Vainas verdes de vainila. Imagen prestada de Getty Images.

Se necesita mucha habilidad para el cultivo y la polinización a mano de la vainilla y la mayoría de las plantaciones del mundo pertenecen a agricultores con experiencia, que están en la tercera o cuarta generación de cultivadores de vainilla. 
El sabor y el olor de la vainilla tal y como lo conocemos no se releva hasta el momento que las vainas están cortadas y secas. Después de una atenta selección, las vainas se introducen en agua hervida para accelerar la fermentación y se depositan en unos contenedores de grandes dimensiones durante 36 - 48 horas para que "suden" y es entonces cuando empiezan a cambiar de color - de verde a marrón, y a tener el aroma específico. De ahí, alternando, se secan al sol durante el día y sudan durante la noche por un período de entre cinco y 15 días, para luego dejarlas secarse poco a poco en espacios cerrados y muy bien ventilados donde las vainas están colocadas en bastidores hasta 30 días

Foto de Sarada Krishnan. Vainas de vainilla curadas

El entero proceso,  desde el cultivado y la polinización,  hasta el secado, la curación y la preparación para la exportación lleva alrededor de un año. Para obtener un kilo de vainilla procesada se necesitan hasta 7 kilos de vainas verdes, lo que hace que la vainilla sea la segunda especie más cara del mundo, después del azafrán.
La triste realidad es que hoy en dia menos de 1% del mecado global de vainilla proviene de las vainas de vainilla.
75% de la vainilla proviene de las plantas de Madagascar y Reunión. Ésta es lo que se conoce como la vainilla Bourbon, nombre dado a raíz del antiguo nombre de la isla Reunión, que fue Île Bourbon. El resto de 25% proviene de Méjico y Tahití, pero aquí es mucho más difícil de encontrar. La vanilla mejicana es una de las mejores del mundo, es más suave, rica y más oscura que la de Madagascar. La vainilla de Tahití, en cambio, tiene tonalidades frutales y florales.
Aunque la complejidad y la riqueza de la vainilla natural se reflejan en los más de 300 sabores y olores diferentes que la constituyen, su alto coste hace que, como he mencionado anteriormente, solo un 1% del mercado global de vainilla sea vainilla natural. La pesima administración de las plantaciones y las catástrofes naturales han contribuido a que el precio de la vainilla natural suba hasta el 1000% en más de un año (casi 8000€ un kilo de vainilla natural, mientras el extracto ha registrado una subida desde 2€/ml hasta 10€/ml).
Como respuesta a la escasa producción de vainilla, a finales del siglo XIX, los científicos has conseguido recrear el vanillin (el compuesto dominante que da olor a la vainilla natural) de fuentes mucho más económicas, combinando entre otras eugenol (un compuesto químico que se encuentra también en el aceite de clavos) y lignin, proveniente de plantas, pulpa de madera y heces de vacas (da un poco de asquito, sí). Hoy en día casi el 85% del vanillin viene del guaiacol que es sintetizado de los petroquímicos. Su coste? Alrededor de unos 130€ el kilo. Las diferencias vienen a nivel de aroma, la vainilla natural siendo mucho más compleja y rica que la sintética.

Es conocida la atracción de los hombres hacia los olores avainillados, pero no tan conocido es el hecho que la vanilla actúa como un gran afrodisíaco. Según Australian Orchid Society, Xanat, la hija menor de la Diosa Mejicana de la fertilidad, se enamoró de un joven Totonac. Pero al no ser posible casarse con el debido a su naturaleza divina, se transformó en una planta que proporcionaría placer y felicidad - la Vainilla. Interesante leyenda, pero desde ahí a creer posible que en el siglo XVIII más de 300 hombres se han currado de impotencia gracias a la medicación a base de extracto de vainilla es un poco yuyu, no?

La vainilla en perfumes puede ser desde básica y simple hasta compleja cuando tiene tonalidades frescos o acuáticos, con fondos marinos; gourmand cuando recuerda a galletas o bizcochos recién horneados, puede tener ligeros o fuentes toques de ron o whisky o tener propensión a aromas tropicales con facetas florales que hacen pensar en el coco o en algún otro néctar dulce. 


Hay unas cuantas variedades de extracto natural de vainilla disponibles para las narices que crean perfumes naturales, desde la sutil vainilla amaderada oleoresinosa, pasando por la vainilla/caramelo cO2 con sus tonalidades florales, hasta la vainilla amaderada con facetas ahumadas. La vainilla natural se puede extrar de diferentes maneras, usando solo las semillas negras de dentro de las vainas, las vainas enteras a veces o las flores. Su color puede variar, al igual que su consistencia, desde un líquido ligero marrón oscuro hasta un líquido más espeso y casi negro, o un extracto dorado.
En cualquier composición, la vainilla (solo la natural, la sintética no tiene las mismas propiedades) crea un ambiente reconfortante, calmado, edificante y cálido, lejos del mundo exterior, donde nos sentimos protegidos.

¿Nos gusta la vainilla o no? 



*Texto perteneciente a AnayelPerfume. Combinación de traducciones e interpretaciones proprias de Wikipedia,  Fragratica, The Perfumeshrine, The Bittersweet, Natural Ingredient: Vanilla.

martes, febrero 20, 2018

Bajo la lluvia


   Miro al cielo y sonrío. Se que de una manera u otra tu me devuelves la sonrisa. Lo que echo de menos son tus caricias y tus abrazos interminables, seguidos por los besucones plantados sobre mis mejillas con tanto amor que años despues sigo recogiendo sus dulces frutos. Te recuerdo con cada fibra de mi cuerpo.
  Hoy es tu día, hubieses cumplido. No, no te preocupes, no diré cuantos, se que una dama nunca comenta su edad.
 Hasta el sol te recuerda con cada rayo que ilumina mi cara al pensarte. Y te pienso, abuela, cada segundo de mi vida, cada batido de alas y zumbido de abeja, cada rafaga de viento y cambio de estación. Estarás conmigo hasta el final del camino porque te prometí vida eterna, y vivirás para simpre en la luz de mis recuerdos, recuerdos creados con tu magia y amor infinito.
   El otro día llovió y me acordé de nuestros bailes bajo la lluvia, en veranos sin fín. Hasta las gotas retrasaban su caída intentando entender nuestra pequeña locura... pero creo que nunca la entendieron. La lluvia - La Pluie, me recuerda a ti, abuela. A ti, con toda tu empatía y humanidad, a tu glamour clásico pero tan moderno al mismo tiempo. Tiene tu frescura y calidez, tu carisma y la feminidad que siempre te han caracterizado. Cada vez que lo huelo me transporta a nuestro jardín secreto repleto de flores tropicales. Ahí es donde te vuelvo a abrazar y a besar a sorbos el brillo de tus ojos, cada vez que te veo en mis sueños. La lluvia empieza a caer y la humedad inunda el aire con su inconfundible aroma cargado de dulzura. Cada gota que acaricia los delicados pétalos de las flores es un te quiero que me sussuras al oído. Ya lo se, abuela, yo también te quiero. Con todo mi alma y para siempre.
Te he escrito algo, te lo dejo abajo... léetelo cuando estarás a solas, lejos del ruido de alas, de ángeles y de espuma de nubes.
   , abuela, no te preocupes, le escribiré igualmente al abuelo. A el también le echo de menos.

Para mi abuela
Te acuerdas niño la primera vez que te llevó a la playa? Te cogió de la mano y te acompañó despacio hacia la orilla del mar. Estabas asustado e intrigado al mismo tiempo. Apretado la arena con tanta fuerza que tus huellas quedaron marcadas en su recuerdo. La primera ola que bañó tus pequeños pies te hizó chillar de la exaltación, y tu chillido se transformó en sonrisa, y la sonrisa en risa contagiosa.
Te acuerdas niño cuando te hizó salir en la calle, para que la lluvia besase tu pelo castaño? Bailó contigo, los dos descalzos bajo las lágrimas del cielo como dos locos felices.
Te acuerdas niño cuando te llevo por primera vez al colegio? Tenías miedo, pero ella te dió alas para volar y buenas palabras para acompañar.
Te acuerdas ñino cuando te hiciste hombre? Te acompañó al altar, te dio su bendición y un beso en la frente, marcando su amor eterno.
Te acuerdas mi niño cuando la abuela lloró contigo en alegrías y en tristeza? Te acuerdas sus manos acariciando tus dolores? Dime, mi niño... Te acuerdas... de la abuela?
Siempre.

Nos vemos bajo la lluvia, abuela.


lunes, febrero 12, 2018

El jazmín en perfumes





El jazmín o Jasminum es una planta
del tipo arbusto o trepadora con inflorescencias racimosascomúnmente blancas - 
aunque pueden ser también amarillas o
rojizasoriginaria de India y China que tiene alrededor de 200 especies y 
pertenece a la famila Oleceae (la misma que el olivo). Su nombre viene del persa "Yasmin" y significa "regalo de Dios". 
Es cultivado en India, Egipto, España, Francia, Algeria, Marruecos y otros países del mundo. La producción anual del concreto de jazmín es de más de 15 toneladas, el mayor productor siendo Egipto seguido por Marruecos, India, Italia, Francia y China.


Desde la antigüedad, el aceite de jazmín ha sido empleado durante siglos en India y China en aromaterapia y ciertas ceremonias, siendo uno de los aceites ideales para meditación, para estimular los sentimientos de armonía y optimismo, y un gran inductor de alegría y felicidad.
Es la flor nacional de Pakistán, donde las guirnaldas de jazmín se usan tanto en ceremonias matrimoniales, como en los funerales. En Filipinas las guirnaldas de jazmín adornan a los participantes en ceremonias religiosas, mientras los indonesios las emplean en bodas. En Tailandia el jazmín es el símbolo de la madre y representa el amor y el respeto. En los Estados Unidos la flor simboliza el amor, la belleza y el romanticismo.
Dice una leyenda que el jazmín fue introducido en Italia, más preciso en la región de Toscana, a traves de unos comerciantes persas. Estos, en señal de agradecimiento por sus servicios, le regalan al jardinero una planta de jazmín. El jardinero la plantó en su jardín privado y la cuidó sin dejar que nadie la tocara. Muy enamorado de una chica de su pueblo, le regala a esta una rama de jazmín mientras le pide matrimonio. La mujer fascinada por la fragancia que despedían las flores acepta la proposición del jardinero y así es como empezó la tradición toscana de incluir jazmín en el ramo de la novia.

El jazmín se emplea como fragancia en jabones, lociones y por supuesto en perfumes. Es usado también para dar su inconfundible aroma a ciertas comidas y al te de jazmín, que contrario a las creencias no está exactamente hecho de jazmín. El té está preparado a partir de una base, en general de té verde, a la cual se le añaden los brotes de jazmín recogidos la noche anterior justo cuando empiezan a abrir sus capullos y a eliberar su fragancia. Puede llevarle hasta siete horas a la infusión para estar completamente lista.

En perfumes, de las 200 especies de jazmín existentes, solamente se usan dos variedades: Jasminum Grandiflorum y Jasminum Sambac. La floración de las plantas se produce desde iunio hasta octubre y las flores son recolectadas, al igual que las rosas, de una en una durante la noche cuando los capullos no se han abierto, dado que la luz del sol puede afectar la calidad los principios activos y olfactivos de las flores, por eso tienen que ser procesadas inmediatamente después de la recolecta y evitar de esta manera el oscurecimiento de los pétalos. Seis millones de flores (aproximadamente unos 700 kilos) son necesarias para obtener un kilogramo de absoluto de jazmín (¡más de 800 horas de recolección!). El concreto se obtiene mediante la extracción con solventes de las flores de jazmín, y tras su separación con alcohol se obtiene el absoluto - un líquido viscoso de olor penetrante, rico, denso y floral que se usa especialmente en la producción de los attars de jazmín en India. A raíz de la destilación del absoluto al vapor se obtiene el aceite esencial. 
El jazmín es una nota salida o de corazón y combina bien con la mayoría de las notas. 
Su perfil olfativo es dulce, narcótico, floral, animalic, carnal; puede tener tonalidades "indolic" o verdes/ligeros cuando es sintetizado en el laboratorio. La esencia natural de jazmín es oscura y narcótica, conteniendo 2,5% puro de indole que da un toque intimo y "lozano" al compuesto final (debido al p-Cresol, reminiscente del olor de los animales). 
El indole es un compuesto organico cristalino maloliente, presente en excrementos y alquitrán de hulla, pero que también se encuentra en las flores blancas como el jazmín, el nardo, la gardenia, la flor de naranjo, y en lilas o madreselva. No huele para nada a excrementos cuando es aislado, sino más bien tiene un olor a rancio, casi a putrefacto. 
Para obtener una fragancia de jazmín verde, carnal y suave, sin indole, la nariz tiene varias opciones sintéticas. La primera elección sería el hedione en grandes cantidades, que reproduce una versión más verde y jugosa del jazmín en contraste con el absoluto natural. Otra opción sería jugar tanto con el natural, como con el sintético para crear un jazmín único y original. El aceite esencial de jazmín es el aceite natural con el aroma floral más delicado, rico y complejo. 

Hoy en día el uso del absoluto de jazmín es bastante limitado dado su alto coste. Si una marca lanza un perfume con la promesa de que contiene jazmín natural o cualquier otra esencia preciosa, lo más probable es que sea una mera estrategia de marketing, y que a lo mejor contiene menos de una gota. Incluso cuando el uso del jazmín en perfumes no estaba restringido a ciertos porcentajes, su empleo no se hacía con toda la libertad. Cuando Ernest Beaux trabajó para Coco Chanel para crear el N°5, usó aproximadamente 4% de jazmín natural en la fórmula original. Se dice que 10600 de flores entran en la producción de 30 ml puro perfume de Joy de Patou, creado por Henri Almeras en 1930, por eso es considerado el perfume más caro del mundo.


El aceite esencial de jazmín es uno de los aceites más caros empleados en perfumes, siendo llamado Rey de los aceites, al lado del de rosa - Reina de los aceites.



*Articulo escrito por AnayelPerfume; 
 Fuentes: Wikipedia, Un Bois Jasmine, Perfume Shrine.

lunes, febrero 05, 2018

Kashnoir

 Kashnoir de Laboratorio Olfattivo es una de las (pocas) pruebas irrefutables de que en el mercado actual se pueden crear fragancias de buena calidad a precios asequibles.


  No es que sea exactamente un perfume original, dado que está inspirado en el famoso Shalimar, pero hay que aplaudir el arte de la talentada Cécile Zarokian de combinar de una manera creativa el pasado con el presente y dar su propia identidad a uno de los mejores orientales modernos que conozco. En Kashnoir ha jugado con los ingredientes fundamentales de Shalimar, como son la vainilla, el humo, los cítricos y las notas atalcadas añadiéndoles suporte por parte de otros acordes o reemplazarlos por ingredientes con olor similar.
La salida cítrica, ligeramente aromática, la ha consolidado con la ayuda del cilantro para aligerar la composición especiada con toques amaderados que da lugar a un corazón dulce y ahumado. Una maravillosa nube cargada de oscuro elemi cubre el cielo dulce de vainilla en un abrazo atalcado y almendrado de heliotropo calentado por el resinoso benjuí, casi creando la ilusión de un acorde de ámbar, iluminado por la frescura y dulzura de las flores de naranjo. Cuando las nubes se van y sale el sol dejan a descubierto una base cálida, dulce, algo terrenal, y luminosa.
Kashnoir es una composición bastante compleja, potente y sensual que consigue una perfecta armonía entre sus notas.

Hay narices que saben partir de una base y construir nota con nota una fragancia con su propia identidad, tal y como ha hecho Mme Zarokian con Kashnoir, y hay muchos otros que no consiguen nada más que una mera reproducción.