lunes, enero 30, 2017

Sebastiane - Black Magic y Espresso Royal



      Criado en un pequeño pueblo de Pennsylvania llamado  Bellwood, Robert Elder ha pasado la mayor parte de su juventud rodeado por las maravillosas y misteriosas vistas de las Montañas Appalachian. Su pasión por los perfumes ha empezado cuando Robert tenía alrededor de 11 años y cuando su abuela, una gran admiradora del Chanel n5, le cuenta al niño la dura vida de Coco Chanel y, como criada en un orfanato y sin ningún tipo de educación o recursos, Coco había creado un imperio de la moda y del perfume.  Esta historia convierte a Coco Chanel en un modelo a seguir en los ojos del pequeño.
   Anños más tarde, como estudiante de Moda en el Instituto de Arte de Pittburgh, asiste también a un curso de perfume, curso que pone las bases de su futura carrera.
   Años más tarde, en 2012, Robert pone las bases de Sebastiane – su propia marca de perfumería indie, una gran oportunidad de compartir sus recuerdos y sus experiencias a través de las fragancias. Sebastiane, nombrada así por su perro de raza Shelti y de nombre Sebastian, tiene actualmente cinco fragancias: Black Magic, Espresso Royale, Immortal Meadow, Urban Legend y Wish  Upon a Star. Las dos que he conseguido probar son Black Magic una fragancia dedicada al jazmín y Espresso Royal con su olor de café fresco.

   Black Magic (haba de tonka, vainilla, ámbar, jazmín, rosa, mora, frangipani, pachulí, cuero, hierba, vetiver) inspirado por la película Suspiria de Dario Argento, es una fragancia oscura y misteriosa que tiene como nota principal el jazmín. Black Magic es un perfume Oriental reminiscente de una fragancia vintage. Es una mezcla mágica de flores blancas con un lado oscuro y misterioso de cuero y un toque dulce de vainilla, haba de tonka y una base amaderada.
La idea de crear Espresso Royal (ron, café, avellana, caramelo, haba de tonka) ha partido del hecho que a Robert le gusta el café con doble de leche, crema de avellanas y caramelo. Aunque no soy una consumidora de café, me encanta su olor, especialmente del café fresco por la mañana. Y Espresso Royal es exactamente eso: un olor fuerte de café con un toque de ron y caramelo. El remedio perfecto para un día duro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario